domingo, 2 de octubre de 2011

la nueva agenda de seguridad

 de luis astorga, seguridad, traficantes y militares, el poder y su sombra:


los atentados del 11 de septiembre de 2001 en estados unidos obligaron al gobierno de ese país a reorganizar su agenda de seguridad. durante las primeras semanas posteriores, el tráfico de drogas de méxico hacia estados unidos fue relegado en el discurso político estadounidense hasta casi desaparecer como tema en los medios de comunicación, para desgracia de algunos de éstos que ya mostraban un cierto grado de adicción a ese tipo de notas. autoridades de la dea aprovecharon la primera oportunidad que tuvieron para asociar el terrorismo al tráfico de drogas y posteriormente catalogaron a éste como una variedad del primero. tenían que ajustar su discurso tradicional a las nuevas prioridades de la agenda política estadounidense si querían mantener su influencia y luchar por la distribución del financiamiento público. talibanes y tráfico de opio, las fuerzas armadas revolucionarias de colombia (farc) y el tráfico de cocaína, los hermanos arellano y sus presuntos nexos con las farc, etcétera. se empezó a rearmar un discurso con figurantes de una especie de internacional "narcoterrorista" interesada en atacar a estados unidos y desestabilizar a los países democráticos.

la cooperación demandada a los países aliados debía ser entonces de carácter democrático, jurídico, policiaco y militar para combatir la nueva amenaza, o más bien la combinación de amenazas preexistentes, pero potenciadas. antes, los traficantes podían cometer actos terroristas. es decir, el terrorismo era una de las estrategias posibles mas no la actividad principal. de allí la etiqueta de "narcoterroristas". pablo escobar fue el paradigma.

después del 11 de septiembre de 2001, el terrorismo se convirtió en lo esencial y el tráfico de drogas en una de las estrategias posibles para financiar actividades de carácter político y de desestabilización. no tardará seguramente en aparecer otra etiqueta mediática para designarlos, una que enfatice el aspecto terrorista: probablemente "terronarcos" o "terrotraficantes". el paradigma, evidentemente, es osama bin laden.

en el mundo hay varios casos de combinación de actividades e intereses entre terroristas y traficantes, pero también la ausencia de nexos entre ambos grupos.

una de las declaraciones políticas que empezó a circular en los medios de comunicación después de los atentados se refería a los estrictos mecanismos de vigilancia fronteriza que el gobierno de estados unidos estaba poniendo en práctica. algunos pensaron que por tal motivo los traficantes tendrían mayores dificultades para introducir su mercancía y que ésta se quedaría en territorio nacional, principalmente en las zonas fronterizas, lo cual provocaría el incremento del consumo. algunos funcionarios mexicanos hicieron declaraciones apresuradas en ese sentido y alarmaron a la gente. como en el caso de las capturas de líderes del negocio ilícito, el refuerzo de los mecanismos de control fronterizo no ha implicado que circule menos droga que antes en territorio estadounidense ni que los precios hayan aumentado como consecuencia de una eventual escasez. por lo menos, ninguna autoridad de estados unidos lo ha demostrado de manera contundente. y en territorio mexicano se presupone que la simple disponibilidad de droga es razón suficiente para que la gente la consuma en cantidades tales que sea rentable para el traficante y éste decida no intentar su traslado al otro lado de la frontera. también, que basta la voluntad del traficante y tener la droga a la mano para crear un mercado fast-track. se sobrestiman las estrategias de mercadeo de los traficantes y se subestima la capacidad de decisión y resistencia de la población ante las tentaciones.

estado unidos trata de extender el perímetro de su seguridad territorial hasta la frontera norte de canadá y el sur de méxico. la seguridad de méxico es hoy más que nunca dependiente de la de estados unidos. el gobierno de este último decidió en 1986, durante el mandato de ronald reagan, que el tráfico de drogas era un asunto de "seguridad nacional". el consumo de drogas en estados unidos era y es un problema nacional de salud. pensar que los traficantes ponen en peligro la seguridad nacional de estados unidos es cuestión de la definición de los contenidos del concepto, de quien los establece y del poder para imponerlos como razón de estado en un determinado momento histórico. no es cuestión de esencia sino de perspectiva.

ni en los peores momentos de la cosa nostra se consideró a ésta como amenaza a la seguridad nacional. tuvo que haber un crecimiento todavía más grande del consumo de sustancias psicoactivas y debieron aparecer de otras minorías étnicas, principalemente colombianos y mexicanos, para considerar al tráfico de drogas bajo una nueva óptica. al capone y la cosa nostra intervinieron en la política interna de estados unidos. de los criminales de origen latinoamericano no se ha sabido de algo parecido. aun así, los primeros fueron catalogados como enemigos públicos, pero nunca como amenazas a la seguridad nacional. otros tiempos, otras prioridades, otras categorías de percepción.

en méxico, el entonces titular de la secretaría de la defensa nacional (sedena), general clemente vega, afirmó: "no podemos cerrar los ojos al hecho de que el narcotráfico atenta contra la integridad territorial y contra la soberanía, la independencia y la sociedad del país. como en muchas otras ocasiones, la declaración política sustituyó a la argumentación.

de acuerdo con los índices oficiales para medir los resultados de la lucha antidrogas, ha habido avances. en realidad, la situación ha empeorado ya que ha habido más decomisos y más capturas por la simple razón de que cada vez hay mayor producción y más cantidad de gente en el negocio. en otros términos, la lógica del mercado ha avanzado más rápidamente que las medidas punitivas y las de disuasión y contención puestas en práctica desde principios del siglo XX. estados unidos no ha podido controlar su demanda interna de drogas y espera que otros países tengan éxito en ese terreno... ¡con su asesoría! y que además reduzcan considerablemente la oferta y, de ser posible, la eliminen por completo. una oferta que por lo menos en el caso de la mariguana aumenta cada día gracias también a la producción dentro de territorio estadounidense.

las ligeras disminuciones observadas en las últimas encuestas de uso de drogas en estados unidos han sido aprovechadas para declarar, como lo hacía cada vez que podía el embajador davidow, que estados unidos estaba teniendo éxito en la política seguida. se olvida que el consumo de sustancias psicoactivas ha seguido un patrón histórico cíclico y que sería prematuro cantar una victoria definitiva en ese terreno. los datos acerca de la edad de inicio en el uso de drogas así lo sugieren.

la estrategia de estados unidos en su territorio se ha concentrado más en la disminución del tipo de violencia extrema y abierta que se observa con mayor frecuencia en países productores y de tránsito, y en la aplicación de la ley a los infractores dentro y fuera de sus fronteras, con la curiosa excepción de diversas instituciones poderosas de su propio sistema financiero, el número uno a nivel mundial en lavado de dinero a pesar de las presuntas estrictas medidas legales para controlarlo. el mensaje parece ser que, mientras la violencia se mantenga en niveles mínimos o tolerables socialmente, el negocio puede continuar y desarrollarse hasta cierto punto dentro de sus fronteras, siempre y cuando no lo controlen o intenten controlarlo minorías étnicas indeseables. fuera de sus fronteras, las exigencias son mucho mayores y se concentran en los vínculos diplomáticos, policiacos y militares cada vez más estrechos para tratar supuestamente de ganar una guerra de casi un siglo de fracasos crecientes, medidos en términos de aumento y diversificación del mercado y de la cantidad de gente dedicada al negocio, no en el número de aprehensiones y decomisos.

no se ha ganado ninguna guerra, pero ésta se ha hecho permanente y ha contribuido a hacer más dependientes de estados unidos a los países involucrados. no era el objetivo implícito, pero se ha logrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada