sábado, 5 de noviembre de 2011

"el mexicano" visto por samuel ramos

de samuel ramos, el perfil del hombre y la cultura en méxico:

me parece que el sentimiento de inferioridad en nuestra raza tiene un origen histórico que debe buscarse en la conquista y colonización. pero no se manifiesta ostensiblemente sino a partir de la independencia, cuando el país tiene que buscar por sí solo una fisonomía nacional propia. siendo todavía un país muy joven, quiso, de un salto, ponerse a la altura de la vieja civilización europea, y entonces estalló el conflicto entre lo que se quiere y lo que se puede. la solución consistió en imitar a europa, sus ideas, sus instituciones, creando así ciertas ficciones colectivas que, al ser tomadas por nosotros como un hecho, han resuelto el conflicto psicológico de un modo artificial.

***

de esta actitud mental equivocada se originó ya hace más de un siglo la autodenigración mexicana, cuyos efectos en la orientación de nuestra historia han sido graves «los pueblos hispanoamericanos –dice carlos pereyra en su historia de américa– han sufrido las consecuencias de la tesis autodenigratoria sostenida constantemente durante un siglo, hasta formar el arraigado sentimiento de inferioridad étnica que una reacción puede convertir en exceso de vanagloria.»

***

el tipo de hombre que se adueña de la situación en el siglo pasado es el mestizo. su pasión favorita es la política. la norma de su actividad es la imitación irreflexiva. el país que admira con entusiasmo es francia a la que considera como el arquetipo de la civilización moderna. cuando lo que interesa reproducir de ésta es objeto de una intensa pasión, se incorpora sustancialmente en el alma por efecto de la alta temperatura afectiva. francia llamó la atención de los mexicanos por sus ideas políticas, a través de las cuales el interés se generaliza a toda la cultura francesa. la pasión política actuó en la asimilación de esta cultura, del mismo modo que antes la pasión religiosa en la asimilación de la cultura española. lo que comenzó por ser un sacrificio externo, se convirtió en una segunda naturaleza.

***

una nota íntimamente relacionada con la desconfianza es la susceptibilidad. el desconfiado está siempre temeroso de todo, y vive alerta, presto a la defensiva. recela de cualquier gesto, de cualquier movimiento, de cualquier palabra. todo lo interpreta como una ofensa. en esto el mexicano llega a extremos increíbles. su percepción es ya francamente anormal. a causa de la susceptibilidad hipersensible, el mexicano riñe constantemente. ya no espera que lo ataquen, sino que él se adelanta a ofender. a menudo estas reacciones patológicas lo llevan muy lejos, hasta a cometer delitos innecesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada