lunes, 26 de septiembre de 2011

principios

la extrema violencia desatada a raíz de los múltiples fenómenos vinculados al narcotráfico ha venido a radicalizar la experiencia de lo cotidiano en buena parte del país. esta violencia sistematizada funge como un mecanismo de coerción que perpetúa el sometimiento a partir del seguimiento de lógicas de acción básicas al mismo tiempo que totalitaristas. la violencia, de ser un medio consensuado históricamente por los estados para el sostenimiento de la legalidad, ha venido convirtiéndose en un fin en sí mismo (ahistórico). un asunto de consumo, consumista, donde las drogas son sólo el medio para ejercer una dominación a todas luces desmedida y cruel. des-metaforización sangrienta de los sistemas capitalistas, la retórica del narcotráfico –ejecutada desde todas las esferas del poder político– se ofrece como la de un modelo que ferozmente y a toda prisa, sin piedad, se consume a sí mismo, destruyéndose en vuelcos expansivos que cancelan e invaden el flujo de lo "real" a su paso para incertarnos en un vívido delirio aterrorizante, paralizante.


¿en qué momento lo íntimo se tornó en siniestro?

¿cómo es posible articular este relato dominado por la paranoia y el miedo?

¿cómo deconstruirlo, para asirlo tan siquiera un poco?

¿cuál es el lugar y la significación del cuerpo en medio de la debacle?

¿cómo re-imaginar la violencia?


con estas preguntas, entre tantas otras, se inicia este proyecto. se trata de traficar pensamiento, ideas, tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada